91 empresas reciben ayuda dentro de la convocatoria del programa “Globalízate 2017.


Apoyo a Acciones de Promoción Internacional” de SODERCAN para fomentar la internacionalización empresarial de Cantabria.


globalizateUn total de 91 empresas cántabras recibirán ayudas por un importe total de 1.269.546,82 €, dentro de la convocatoria Apoyo a Acciones de Promoción Internacional del PROGRAMA “GLOBALÍZATE” 2017 de SODERCAN para fomentar la internacionalización del tejido empresarial de Cantabria, con una inversión elegible total de 3.095.825,48 € tras la aprobación del Consejo de Administración de SODERCAN, reunido con fecha 19 de diciembre de 2017. Dichas empresas pertenecen fundamentalmente al sector industrial destacando el sector metalúrgico y de componentes de automoción, agroalimentario y TIC.

 

Una de las acciones de promoción más utilizadas por las empresas de la región son tanto las visitas como la participación en ferias internacionales con expositor, con espacios comerciales donde los empresarios tienen la oportunidad de exhibir y comercializar sus productos y servicios, así como conseguir contactos de potenciales compradores, conocer la competencia, las tendencias de los mercados y los nuevos productos, todo ello en un breve tiempo. De hecho, de las 91 empresas del programa, 39 han elegido Alemania para participar en una feria internacional, destacando Anuga, celebrada en Colonia durante el mes de octubre, y vinculada al sector agroalimentario, donde han participado 13 empresas o la feria Hannover Messe, celebrada durante el mes de abril y vinculada al sector industrial con la participación de 4 empresas. Le siguen las ferias internacionales celebradas en territorio español donde han participado 24 empresas, y otros destinos internacionales como Reino Unido donde han participado 12 empresas o Francia, con 7 empresas, destacando la feria Premiere Vision, primer salón mundial de tejidos para el vestir, celebrada en París durante el mes de septiembre. Pero las empresas, aunque en menor número, también consideran dentro de su estrategia de internacionalización países más lejanos como EEUU, con la participación en ferias de 6 empresas, Oriente Medio (Abu-Dhabi), Sudamérica (Colombia, Chile y Perú) o Asía-pacífico.  

 

El objetivo del programa es impulsar la promoción internacional del tejido empresarial cántabro mediante el apoyo a actuaciones de empresas de la región en mercados exteriores. Todas las actuaciones de promoción exterior han respondido a una planificación anual estructurada documentada en un Proyecto de Internacionalización.

 

Dicho Proyecto de Internacionalización, ejecutado durante el año 2017, está formado por actuaciones en las siguientes 10 líneas de actuación:

 

  • Participación de entidades cántabras en Ferias/Congresos con expositor propio siendo elegibles todos los gastos inherentes a la participación en la Feria/Congreso internacional y una bolsa de viaje para un máximo de dos personas por empresa.
  • Registro de Patentes y Marcas internacionales, así como la Homologación y Certificación de productos solicitados ante organismos oficiales competentes y exigidos por mercados y clientes internacionales.
  • Gastos de promoción internacional relacionados con la elaboración de material promocional en un idioma distinto del español (diseño y edición de catálogos, folletos, carteles, páginas web, etc.), publicidad e inserciones en medios profesionales realizados en el extranjero, así como acciones promocionales realizadas en el extranjero, tales como, promociones en punto de venta, promociones al canal de distribución en los países destino, desfiles y demostraciones de producto y organización de seminarios profesionales o jornadas técnicas con finalidad exclusivamente comercial.
  • Gastos de asistencia técnica especializada con sede física en mercados destino para la prospección comercial, el análisis y la detección de futuros clientes, agentes, distribuidores o importadores.
  • Visitas a Ferias/Congresos internacionales celebrados fuera del territorio español y directamente relacionados con la promoción comercial del producto o servicio de la empresa cántabra.
  • Viajes comerciales realizados a nivel individual que la empresa realiza para analizar las posibilidades comerciales que ofrece un mercado y/o para contactar con cliente
  • Misiones inversas que permitan al beneficiario invitar a clientes, distribuidores y/o prescriptores de opinión procedentes de un determinado mercado objetivo y dar así a conocer la empresa cántabra y sus productos/servicio
  • Misiones comerciales realizadas por organismos de promoción internacional ubicados fuera de la CCAA de Cantabria que ofrezcan la oportunidad de desarrollar una agenda de contactos en destino con potenciales clientes/distribuido
  • Formación en comercio exterior con el objeto de profundizar sobre los elementos que intervienen en la internacionalización de la empresa.
  • Gastos de participación en licitaciones internacionales convocadas por entidades públicas extranjeras u organismos multilaterales.

 

Sobre cada proyecto de internacionalización  es posible conseguir una intensidad máxima de ayuda del 70%, en el caso de una creación de empleo por encima del 5% de la plantilla registrada el año anterior, no pudiendo superar los 30.000€ por empresa y año.

 

Con todo esto se ha conseguido incrementar la base exportadora regular, aquellas empresas que exportan al menos durante cuatro años consecutivos, durante los 5 últimos años un 14,5%, pasando de 282 empresas en 2012 a 323 en 2016.  Las empresas beneficiarias de estas ayudas junto a las de técnicos de comercio exterior del Programa GLOBALIZATE emplean a 5.170 trabajadores y facturan más de 950 millones de €, de los cuales un 34% procede de la exportación.

 

La estrategia de SODERCAN se centra esencialmente en conseguir más mercados para las empresas cántabras, para lo que de cara a 2018 se implementarán acciones de comercio exterior (misiones comerciales, asistencia a ferias, prospectiva de mercados, etc.) basadas en los mercados objetivos de las empresas, siempre con el objeto de incrementar la base exportadora regular, y en identificar nuevas empresas potencialmente exportadoras para, en función de sus posibilidades reales, establecer un plan de actuación que se ajuste al máximo a sus necesidades de promoción internacional.