Publicado el 22/06/2018 Categoría: listado, noticias

Celebrada la tercera ronda de inversores FIDBAN en la Cámara de Comercio de Torrelavega.


La Fundación, en la que participan la Universidad Europea del Atlántico, SODERCAN, CITICAN y FUNIBER, trabaja actualmente en la puesta en marcha de dos ‘incubadoras’ de proyectos en Santander y Torrelavega


La investigación puesta al servicio del desarrollo empresarial fue el nexo de unión de los cuatro proyectos que se presentaron en la tercera ronda de inversores convocada por la Fundación Innovación y Desarrollo (FIDBAN) y celebrada en la Cámara de Comercio de Torrelavega. Investigación para la explotación sostenible de las algas en sus múltiples aplicaciones y para mejorar los procesos productivos de cervezas artesanales; e innovación para diseñar y fabricar un bolso, realizado con materiales reciclables, para el secado y transporte de las prendas utilizadas en los deportes náuticos. El cuarto proyecto, procedente de El Salvador, planteó un innovador sistema de seguridad personal con destino a los mercados de Centroamérica.

 

Con los proyectos presentados en Torrelavega son ya 16 las empresas que han participado en las distintas rondas de inversores celebradas por FIDBAN desde que en el mes de diciembre del pasado año iniciara su andadura. 14 proyectos tenían como promotores a empresarios cántabros y dos procedían de Latinoamérica (Bolivia y El Salvador).

 

Cerveza Artesanal

Levantar una financiación de 250.000 euros fue el objetivo que planteó el CEO y fundador de Cervezas La Grúa, Alejandro Vega Martínez. La apuesta personal de este químico, formado en su paso por distintas fábricas de cerveza de Estados Unidos y Europa, ha tenido como resultado, tras 5 años de experiencia en el sector, poder posicionar una de sus variedades artesanales en el número 1 de la cerveza tostada en España.

 

Alejandro Vega Martínez planteó ante los asistentes a la ronda de inversores su objetivo: unas nuevas instalaciones que les permitan crecer. Para ello se plantea contar con unas instalaciones con mayor nivel de automatización que concedan no sólo aumentar la producción propia, sino estar en condiciones de asumir las demandas de alquiler de la planta por otras cerveceras artesanales. Así mismo se marca como retos futuros incorporar talento a la plantilla, mejorar la red de distribución y abordar la expansión Internacional. Cervezas La Grúa opera en el mercado desde 2012 y más del 50% de su producción se comercializa fuera de Cantabria, tendencia que se pretende cambiar potenciado la red de distribución local.

 

El Valor de las Algas

En las algas, en sus aplicaciones y usos, reposan grandes expectativas de sostenibilidad medioambiental, pero también el desarrollo de sus diversas aplicaciones que van desde la alimentación a la farmacología, pasando por la cosmética, los biomateriales o su utilización para la depuración y recirculación de la aguas. Sobre las posibles aplicaciones, desde la investigación y el conocimiento adquirido, transferido a la actividad empresarial, trabajan en Cantabria desde mediados de 2016 un grupo de experimentados profesionales que lideran la empresa Investalga: Lara Arroyo, doctora en biología con 15 años de experiencia en investigación en ecología marina; Juan Robles Chamón, ingeniero industrial experto en gestión de proyectos, y Jorge Ruiz del Río, biólogo molecular.

 

Lara Arroyo fue la encargada de presentar Investalga y su plan de expansión para el que precisan levantar una financiación a corto y medio plazo de 600.000 euros. La empresa cuenta con el apoyo del Gobierno, SODERCAN y la Universidad de Cantabria. Para el cultivo de algas y la obtención de compuestos de alto valor añadido se ha optado por la del género Ulvay de crecimiento rápido y elevada tasa de absorción de nutrientes. Son múltiples sus aplicaciones: farmacológicas, nutracéuticas, gastronómicas, ecológicas, biomateriales, etcétera. El objetivo de la empresa a corto y medio plazo es desarrollar una base científico-técnica-industrial combinando diferentes disciplinas -biotecnología, ecología marina, acuicultura, química, nutrición, medicina- y que sirva para acreditar y poner en valor las numerosas posibilidades derivadas de la composición bioquímica de las macroalgas y otros organismos marinos, y determinar nuevos usos y aplicaciones de los mismos.

 

Para surfistas

Carlos Martínez es un surfista con mentalidad de empresario y mucha imaginación. De esa combinación de aptitudes surgió Wetkube, un producto innovador y de calidad creado con pasión para el mundo de los deportes acuáticos. Se puede utilizar para el transporte y secado rápido de los trajes de neopreno, escarpines, guantes, gorro, …

 

Junto a Nerea Vázquez, Carlos Martínez patentó en 2016 un cubo diseñado para escurrir y depositar el material deportivo mojado. Con un diseño realizado íntegramente en Cantabria está elaborado con material 100% reciclado. Su diseño no puede ser más sencillo, al tiempo que eficaz. Consiste en un cubo estanco con una capacidad para 25 litros que cuenta con un compartimento interior que tiene la función de escurrido. En la presentación ante los inversores Carlos Martínez, que pretende levantar una financiación de 100.000 euros, principalmente para la puesta en marcha de un plan de marketing, la creación de un equipo comercial y el desarrollo de nuevos productos, concretó las principales características de Wetkube: un producto cómodo, práctico y versátil, que además de su funcionalidad, pretende convertirse también en un producto de diseño.

 

En 2017 Wetkube ha estado presente en más de 30 puntos de venta, principalmente del norte de España, y fue testado por más de 700 usuarios Durante este año se ha desarrollado un plan de expansión que ha llevado a Wetkube a estar presente en 80 puntos de venta en 3 países (España, Francia y Portugal). Wetkube es un producto único en el mercado, protegido como marca y patente en los tres países citados, estando en tramitación la patente europea.

 

Seguridad en Centroamérica

Finalmente, desde El Salvador llegó el proyecto empresarial Tech Security al frente del cual se encuentra Juan Carlos Chavarría Otero. La empresa salvadoreña necesita levantar una financiación de 400.000 dólares (309.000 euros) para la comercialización de dispositivos tecnológicos de seguridad personal, familiar y empresarial. Aunque inicialmente el mercado al que se dirigiría es el de El Salvador, la expansión a cinco años incluye otros dos países centroamericanos con problemas similares de seguridad: Honduras y Guatemala.

 

Tech Security ofrece productos innovadores que ayudan a evitar violaciones, secuestros, desapariciones, hurtos y muertes de mujeres, niños … Presenta un dispositivo que cuenta con un GPS, cámara, micrófono, sensor de impacto, luces LED, sirena y botón de pánico que, debido a su pequeño tamaño, puede ser usado fácilmente por cualquier persona. Sus clientes objetivos son las embajadas, ONG’s, y familias de clase media y media alta.

 

Tanto las presentaciones como la grabación en video de la ronda están accesibles para inversores en la plataforma web de FIDBAN (ww.fidban.com)