Publicado el 31/07/2017 Categoría: listado, noticias

La nueva ruta de la seda aumenta las oportunidades de negocio en China.


Este proyecto del gobierno chino implica una importante inversión en construcción de infraestructuras en más de sesenta países de Asia, Europa y África


F4Aprovechando la presencia en Cantabria de Javier Bahut, director en Shanghai de la consultora china Gold Millennium, Sodercan a través de la Enterprise Europe Network ha celebrado una sesión informativa sobre los canales de venta y oportunidades de negocio en China,  en la que han participado representantes de doce empresas de la región.

 

La nueva ruta de la seda y el consumidor chino del siglo XXI

 

Bahut, asentado profesionalmente en el país asiático desde hace más de una década, ha presentado las novedades que ofrece el mercado chino, entre las que destaca el proyecto gubernamental conocido como “La nueva ruta de la seda” o, por sus siglas en inglés, OBOR -OneBeltOne Road-. Se trata de una iniciativa del presidente Xi Jinping para “tratar de tomar posiciones y situar a China como una gran superpotencia” que pretende recuperar la antigua ruta de Marco Polo y conlleva, entre otras medidas, la construcción de un importante entramado de infraestructuras como carreteras, puertos, o gaseoductos en más de sesenta países de Asia, Europa y África.  Bahut señaló que, entre los objetivos de esta estrategia del gobierno chino, además de “posicionarse políticamente”, destacarían el “dar salida a la excesiva producción industrial que el consumo interno no es capaz de absorber y ayudar a las regiones menos desarrolladas a que se internacionalicen”. Otra novedad a tener en cuenta en el país asiático, según indicó Javier Bahut, es el crecimiento del comercio electrónico en China, con un “desarrollo exponencial” por encima de Europa y Estados Unidos.

 

Estos elementos, unidos a la gran clase media que está surgiendo y la “buena imagen” que tiene el producto europeo para este nuevo consumidor chino, contribuyen a abrir el abanico de oportunidades de negocio para las empresas cántabras. La automoción, las energías renovables, la construcción, los componentes tecnológicos, pero también el textil o el agroalimentario, entre otros, son sectores en claro desarrollo. Bahut no ocultó, sin embargo, que el mercado chino “no es fácil” y antes de “tratar de abarcarlo” exige “conocerlo muy bien, invertir y plantearse objetivos a medio plazo”.

 

En este sentido, Bahut animó a las empresas a aprovechar no sólo las ayudas institucionales, tanto regionales como nacionales y europeas, sino también el apoyo y asesoramiento de los profesionales conocedores de la complejidad de este mercado. “Cuando pensamos en China pensamos en un país, pero en realidad es un continente con grandes diferencias” apuntó Bahut.

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

 

 

La experiencia cántabra

 

Industrias Hergom fabrica estufas y chimeneas de combustión limpia y exporta a 35 países, entre ellos China, donde empezó a trabajar en el año 2014. Su director de exportación, Mario Ruiz de Villa, dijo durante la sesión informativa que, “en un mundo global”, la internacionalización es una vía necesaria para “asegurar la continuidad y el crecimiento” de las empresas. En cuanto a la experiencia de Industrias Hergom en el país asiático, Ruíz señaló que, a pesar de que los comienzos fueron “duros”, en 2016 comenzó un despegue que se ha mantenido este año. Ruiz ha reconocido que el mercado chino es muy “exigente” con el detalle y la calidad el producto, pero que “tiene mucho futuro” por número de población, índices de crecimiento y, sobre todo, una clase media emergente con alto poder adquisitivo.