FIESTA


El Gobierno de Cantabria, a través de  SODERCAN, participa en un nuevo proyecto, co-financiado por la Comisión Europea, bajo el acrónimo de FIESTA (“Federated Interoperable Semantic IoT/cloud Testbeds and Applications”).

 

Dicho proyecto, de marcado carácter tecnológico, está financiado a través de la iniciativa comunitaria Horizonte 2020, e incluido en la temática “Investigación y experimentación del Internet del Futuro”.

 

Éste proyecto, que nace como consecuencia lógica de los desarrollos tecnológicos del proyecto “Smart Santander” y de otras plataformas experimentales relacionadas con el Internet de las Cosas y ciudades inteligentes (“smart cities”), tiene como objetivo la interconexión e interoperabilidad de diferentes plataformas de pruebas ubicadas en diferentes ciudades y países que han replicado el exitoso modelo implementado en nuestra capital.

 

El proyecto está integrado por 14 socios con origen en seis países diferentes (Francia, Reino Unido, Irlanda, España, Portugal y Corea del Sur), liderado por la Universidad Nacional de Irlanda (Galway).

 

Cantabria tiene una representación significativa en el proyecto, siendo la única región española participante en el mismo, con la colaboración, además de  SODERCAN, de la Universidad de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander.

El papel de  SODERCAN se orienta, especialmente, a la atracción de masa crítica empresarial para potenciar la creación de posibilidades de negocio. SODERCAN, por lo tanto, procederá a organizar las diferentes convocatorias abiertas dentro del proyecto para desarrollar productos y/o servicios relacionados con los resultados experimentales que surjan como consecuencia de los desarrollos del proyecto.

 

SODERCAN, más en concreto, lidera la actividad relativa a la implicación de actores relevantes, fundamentalmente PYMES, en el ámbito del mercado potencial que resulte de la fase experimental objeto del proyecto, propio del sector de las telecomunicaciones y nuevas tecnologías, con una gran capacidad de generar novedosos y futuros nichos de mercado para empresas cántabras del sector.

 

El proyecto ha comenzado su andadura el pasado 12 de febrero, con una duración de 36 meses, plazo estimado para la realización de los diferentes desarrollos tecnológicos fundamentales para el proyecto y que situarán a nuestra región, de nuevo, y en especial a nuestra capital, como líder en el desarrollo del Internet de las Cosas y referente a nivel mundial en el ámbito de las denominadas “Ciudades Inteligentes”.