Responsabilidad social


SODERCAN ha puesto en marcha un Programa en Responsabilidad Social Corporativa. El programa tiene dos objetivos; el primero, desarrollar acciones responsables internamente, mediante la implementación de actividades de apoyo a la comunidad, la integración de la RSC en la misión, visión y valores de las empresas del grupo, la creación de prácticas de recursos humanos que mejoren la calidad de vida de los empleados y empleadas o la adquisición de comportamientos respetuosos con el medio ambiente, entre otras. El segundo de los objetivos es la promoción de la RSC en las industrias cántabras, fundamentalmente con aquellas con las que trabajamos, pero también con las que nos conozcan. Para ello, se ha elaborado una página web que ayudará a las empresas a medir su desempeño en RSC y adoptar medidas responsables dentro de su empresa.

 

Pacto Mundial de las Naciones UnidasUna de las primeras actividades que SODERCAN ha llevado a cabo ha sido la adhesión, en 2008, al Pacto Mundial de Naciones Unidas.

 

El Pacto Mundial (Global Compact) es una iniciativa internacional propuesta por las Naciones Unidas (NN.UU.) en el año 2000, con el objetivo de fomentar la ciudadanía corporativa, involucrando a las empresas en la gestión de algunos de los principales retos sociales y medioambientales consecuencia de la creciente globalización.

 

El Pacto Mundial proporciona a las empresas la oportunidad de que participen en la asunción de estos retos. Éstas pueden contribuir a través de iniciativas voluntarias en su organización y en sus cadenas de suministro y/o trabajar conjuntamente con las NN.UU. (diferentes modalidades), los poderes públicos u ONG´s. La iniciativa cuenta con diez principios que las empresas deben respetar, y sobre los cuales se envía un Informe de Progreso.

 

Los principios son los siguientes:

 

Viñeta1.- Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia.

 

Viñeta2.- Las empresas deben asegurarse de que sus “empresas” no son cómplices en la vulneración de los derechos humanos.

 

Viñeta3.- Las empresas deben apoyar la libertad de asociación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva.

 

Viñeta4.- Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción.

 

Viñeta5.- Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil.

 

Viñeta6.- Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación.

 

Viñeta7.- Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente.

 

Viñeta8.- Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental.

 

Viñeta9.- Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medio ambiente.

 

Viñeta10.- Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas, incluidas la extorsión y el soborno.

 

 

Hoy en día, más de 4.000 empresas (ver anexo I) de 116 países se han adherido. El proceso de adhesión es el siguiente:

 
Viñeta1.- Rellenar una carta de adhesión, aprobada por el Consejo de Administración, y un formulario.

 

Viñeta2.- Enviar el formulario por correo electrónico y la carta por correo ordinario al Secretario General de NN.UU.

 

Viñeta3.- El proceso de adhesión dura unas semanas, una vez autorizada la misma, se remite una carta con el alta como firmante del Pacto.

 

Con las actividades externas e internas en materia de RSC que realiza SODERCAN pretendemos una Cantabria más responsable. Nuestro lema, Responsabilidad para el Desarrollo.