Publicado el 11/05/2018 Categoría: listado

SODERCAN acoge la presentación de los programas de apoyo a la industria de la DGIPYME.


En el acto se dieron a conocer también las distintas herramientas de ayuda y financiación de las entidades públicas CDTI, ENISA y SODERCAN.


En un encuentro celebrado el 8 de mayo en Santander, organizado por SODERCAN, en colaboración con la Secretaría General de Industria y PYME, dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, fueron presentados los programas que la Dirección General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa (DGIPYME), convoca anualmente con el fin de apoyar financieramente a las empresas. A la reunión, celebrada en auditorio del IH Cantabria, acudieron cerca de cuarenta empresarios cántabros que tuvieron ocasión también de conocer los instrumentos de asesoramiento, ayuda y financiación de las entidades públicas CDTI y ENISA, y del Gobierno de Cantabria, a través de SODERCAN.

 

En la apertura de la jornada, la Directora General de SODERCAN, Iciar Amorrortu, manifestó que el objetivo de esta reunión era dar a conocer a las empresas los instrumentos financieros de apoyo a la industria que ponen a su alcance las diferentes administraciones públicas, para que los puedan aprovechar en aumentar su competitividad, ganar tamaño y tener mayor acceso e implantación en los mercados internacionales.

 

Abrió el turno de presentaciones el Subdirector General de Calidad y Seguridad Industrial, José Manuel Prieto, para exponer las convocatorias de ayudas 2018 de la Secretaría General de Industria y Pyme: Fortalecimiento de la Competitividad Industrial (FCI), dotada con 810 millones de euros, Programa de Agrupaciones Empresariales Innovadoras, con un presupuesto de 9,5 millones de euros y la iniciativa Industria conectada 4.0, articulada a través de los programas HADA (Herramienta de Autodiagnóstico Digital Avanzada), Activa Industria 4.0 (asesoramiento) y Financiación (IC4), que dispone de un fondo de 30 millones de euros.

 

Por su parte, Carmen Alonso, Departamento de Energía, Transporte, Fabricación y Sociedad Digital del CDTI, Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial, detalló las líneas de apoyo a la innovación empresarial, con una previsión de apoyo a 1.650 proyectos en 2018, con una inversión de 970 millones de euros. Particularmente relevantes son las convocatorias de Proyectos de I+D (PID) y Proyectos de Innovación (LIC), abiertas permanentemente, con cobertura financiera de hasta el 85% y mayor flexibilidad en los plazos de amortización y anticipos que en ediciones anteriores.

 

A continuación, Carolina Rodríguez, Responsable del Área de Promoción de ENISA, Empresa Nacional de Innovación, destacó su participación activa en la financiación de proyectos empresariales viables e innovadores en PYMES españolas, a través de la fórmula del préstamo participativo, propiciando la diversificación de sus fuentes de financiación. En 2018, el presupuesto a disposición de las líneas ENISA: Jóvenes emprendedores, Emprendedores y Crecimiento, será de 98,4 millones de euros.

 

Por último, Alfredo Cuesta, Director de Creación de Empresas, I+D y Universidades de SODERCAN, presentó las líneas de ayudas que el Gobierno de Cantabria, a través de SODERCAN, está convocando este año con el objetivo de fortalecer el tejido industrial y empresarial de la región. En particular, el programa I+C=+C, de apoyo a la I+D y Creación de empresas de Cantabria, con un presupuesto asignado de 4,23 millones de euros. Cuesta, señaló como novedad en 2018, las nuevas convocatorias de Fomento de la Economía Circular, Grandes proyectos de I+D, y Mejora científica y transferencia de conocimiento en Institutos de Investigación. Continúan otras acciones como son el Fomento a la contratación de Técnicos de I+D, y la Consolidación de Clústeres y Unidades Agrupadas de Exportación, así como el Programa de Creación de Empresas.  

 

Durante el coloquio posterior se puso de manifiesto la necesidad y, por lo tanto, el valor de la celebración de este tipo de jornadas, de asesorar y hacer llegar a las empresas el amplio abanico de ayudas disponibles para el desarrollo de su actividad, y del principio de colaboración entre instituciones, poniendo de relevancia la complementariedad y sinergia con las políticas nacionales y comunitarias.

Los representantes de las entidades participantes en el encuentro coincidieron en señalar que el objetivo principal de las herramientas presentadas es el impulso financiero, de forma que este aspecto no sea un obstáculo para la puesta en marcha de cualquier proyecto empresarial.