Publicado el 29/11/2018 Categoría: actualidad, listado, noticias, principal

Aquatic Sweeper ganador del Concurso de Empresas de Base Tecnológica 2018.


En un acto presidido por la Vicepresidenta del Gobierno, Eva Díaz Tezanos, han sido entregados los Premios del Concurso de Empresas de Base Tecnológica 2018, dotados con un total de 30.000 €, que han recaído en Aquatic Sweeper, Investalga Athi y Abarcones Uco.


 

Iciar Amorrortu, directora general de SODERCAN, inauguraba la jornada de Creación de Empresas de Base Tecnológica exponiendo la experiencia y los servicios que SODERCAN, a través del programa EMPRECAN, ofrece a los emprendedores y emprendedoras de la región: “EMPRECAN nació hace 18 años con la vocación de proporcionar un servicio integral a quienes desean emprender dentro del sector industrial y de servicios de apoyo a la industria en Cantabria y para dar respuesta a las necesidades de las personas emprendedoras en todo el proceso de creación y crecimiento de su empresa”. Amorrortu también ha querido resaltar la apuesta de SODERCAN por las empresas de base tecnológica “empresas que por sus características aportan diferenciación, escalabilidad, valor añadido en sus productos y servicios e incorporan empleo cualificado”. Según indicó Amorrortu, “uno de los mayores retos para estas empresas es encontrar alternativas de financiación ajustadas a sus necesidades”. En este sentido, durante 2018 y de manera complementaria, SODERCAN ha lanzado el proyecto START UP CAPITAL CANTABRIA que con un presupuesto global de 2MM€, destinado a préstamos participativos y participación en capital, complementa las líneas definidas por la sociedad en su plan de ayudas y asesoramiento para la creación de empresas en la región, que ya cuenta con un presupuesto propio de 1,3MM€.

 

Seguidamente, la jornada, ha continuado con la ponencia de José María Torrego, fundador y director del diario “El Referente”: “La evolución del ecosistema de innovación y startups en España”. José María ha trasladado a los asistentes su visión sobre el ecosistema emprendedor en España para el que considera “vienen buenos tiempos porque contamos con emprendedores valientes, arriesgados y, sobre todo, ambiciosos”. Seguidamente, Karel Escobar de Startupxplore, habló sobre “El proceso de búsqueda de financiación: Instrumentos financieros y entidades de referencia”.  Según Escobar “cada vez jugamos más en un tablero internacional, y las startups tienen que pensar en un mercado global desde el primer día”, tanto como mercado destino como para obtener fuentes de financiación.

 

La mesa redonda celebrada a continuación aportaba la visión de tres empresas tecnológicas cántabras y una bioincubadora sobre “El camino desde la incubadora a la internacionalización”, en la que Laura Berrazueta de Berten, Pedro Gómez de Apria Systems y Daniel San Martin de Predictia, y Luis Miguel Lozano del Instituto de Biomedicina y Biotecnología de Cantabria (IBBTEC), expusieron a los asistentes, por una parte, el modelo de la bioincubadora del IBBTEC, y por otra parte, las empresas trasmitieron a los asistentes cuales han sido los orígenes de sus proyectos, pasos dados para salir al mercado e internacionalizar su empresa, y en qué fase se encuentran en la actualidad.

 

Premios Concurso de Empresas de Base Tecnológica 2018

 

En el marco de esta Jornada han sido entregados los Premios del Concurso de Empresas de Base Tecnológica 2018, organizado por SODERCAN, cuyo fin es reconocer las mejores iniciativas de empresas innovadoras de base tecnológica en Cantabria y facilitar así su puesta en marcha.

 

El acto de entrega ha estado presidido por la Vicepresidenta y Consejera de Universidades, Investigación, Medio Ambiente y Política Social, Eva Díaz Tezanos; la Directora General de Universidades e Investigación, Marta Domingo; y la Directora General de SODERCAN, Iciar Amorrortu, y de los representantes de las instituciones que colaboran con SODERCAN en esta iniciativa, como la Universidad de Cantabria y la Cámara de Comercio Cantabria.

 

Premiados

 

El primer premio, dotado con 15.000 €, ha sido para Aquatic Sweeper, empresa cuyo promotor es Jorge Gómez Vallejo. Aquatic Sweeper ha desarrollado un limpia fondos sin cables, para la limpieza de grandes masas de agua artificiales, capaz de solventar algunas de las dificultades que dicha actividad conlleva, como los elevados costes de mano de obra y el excesivo tiempo necesario para mantener las instalaciones limpias. Al no estar limitado por un cable, el robot trabaja diez veces más rápido que los sistemas conocidos. Se mueve a una velocidad de entre cinco y diez kilómetros por hora, lo que supone poder limpiar entre 90 y 150 metros cuadrados por minuto, mientras que los robots convencionales solo cubren 15 metros cuadrados por minuto. Además, el robot efectúa una doble limpieza, la superficie del agua, mientras navega, y la del fondo de la laguna. También en la depuración ofrece mejoras a la hora de dosificar los productos químicos que se emplean para el saneamiento del agua.

 

El segundo premio, de 10.000 €, ha recaído en biotecnológica Investalga Athi, cuyos promotores, Lara Arroyo y Juan Robles, trabajan en el ámbito de la explotación sostenible de las algas y sus aplicaciones. Investalga aprovechará los recursos que ofrecen las algas. Su proyecto se centra en la ulva y el codium, que generan muchas posibilidades como aporte de proteínas en piensos y fertilizantes y por sus cualidades gastronómicas. Investalga busca desarrollar tecnologías que permitan un cultivo controlado y extraer todos los compuestos que tengan algún valor de mercado para sus aplicaciones farmacológicas, gastronómicas, ecológicas y biomateriales.

 

El tercer premio, con una cuantía de 5.000 €, lo ha recibido Abarcones Uco, iniciativa de Alejandro Rios, Sergio Pérez y Jose Revuelta, que diseñan y fabrican un sistema de sujeción y aislamiento para tuberías industriales, referencia para sectores como el naval, el gasístico o el petroquímico. La nueva sujeción lleva incorporado un aislamiento termoplástico que permite agilizar los trabajos de instalación de tuberías, cuenta con una alta variedad de tamaños para adaptarse a las medidas de tuberías más comunes, utilizadas dentro de los entornos más rigurosos del mundo. Se producen en un material aislante, que resiste temperaturas de -50ºC hasta +300ºC, y proporcionan una barrera para evitar la corrosión habitual causada por la acción dieléctrica en metales en contacto.